martes, 5 de enero de 2010

FELIZ MELANCÓLICO AÑO





Hoy no quería recordar ninguna historia.
Sé que debería haberlo hecho, pero no lo hice: recordar historias, masturbarme con la parte más afilada de mis recuerdos, recorrer con mi dedo corazón esta humedad desesperada que mana sola ya, como un torrente.
No.
No recordé porque no quería recordar ni una sola de las pieles que me hicieron gemir de gusto.
No me queda otra opción que desear feliz año, aunque yo esté melancólica y desee.

2 comentarios:

  1. Desolado y espléndido. Deseante y, por ende, retiramos el "desolado". Nuestra Media Verónica deseante, sí que sabemos lo que es masturbarse con recuerdos. Naufragar en la melancolía, por decisión u obsesión propia. Te besamos la frente y contemplamos tu cara, fuera del agua.

    ResponderEliminar
  2. Mi ex-psiquiatra tiene la consulta en la Calle de los Melancólicos, ¿no es genial?

    Yo te deseo que te centres en tu deseo, que nos lo cuentes (en realidad mi deseo es de esos tipo bumerán).

    ResponderEliminar

"La mort, la petite mort, trop douce, trop mortel pour être vraie"
Denisse Montforte
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Seguidores